Mindfulness para mujeres

mindfulness

No tengo tiempo! Tengo muchas cosas que hacer! Son frases que usamos demasiado a menudo.

Las mujeres tendemos a la multi-tarea, a hacer muchas cosas a la vez. Si a esta tendencia sumamos los cambios culturales de género (la mujer trabaja fuera pero todavía no hemos conseguido la igualdad en las tareas domésticas)  y la revolución tecnológica (el fenómeno de estar siempre “conectadas”)  el resultado es que las mujeres tenemos una lista cada vez mayor de responsabilidades y roles, que explica en parte por qué las mujeres sufren más de ansiedad y depresión.

Los estudios han revelado que Mindfulness es un potente antídoto para la ansiedad, el estrés, la depresión, el agotamiento y la irritabilidad, y una herramienta para auto-gestionar el estrés del día a día.

Apúntate al taller del día 08/03 aquí. Precio reducido!

Mindfulness para el equilibrio y la igualdad

Tomar consciencia de una misma es luchar por la igualdad. Es no caer en la trampa del pensamiento que muchas mujeres tenemos “si quieres algo bien hecho, hazlo tu misma”.  También nos puede ayudar a no confundir “puedes hacer algo” con “tienes que hacer todo”. Tales pensamientos nos podrían llevar (y nos llevan) al agotamiento y la insatisfacción de una vida con una lista demasiado larga de responsabilidades y roles que muchas veces no deseamos realmente. Ser la CEO de una empresa, tener pareja, hijos, viajar el mundo, desarrollar proyectos, sacarte un máster, ser presidente de la escalera…

No es fácil para la mujer de hoy en día encontrar el equilibrio entre hacer demasiado y no hacer lo suficiente. En parte, la desconexión con una misma nos impide identificar nuestras prioridades y objetivos y seguirlos.

Mindfulness nos ayuda a estar en el mando de nuestras vidas, en vez de ser una víctima de las circunstancias. A ganar perspectiva, conectar con una misma y hacer elecciones basadas en tus prioridades, tu salud, tu bienestar y felicidad.

Lo bueno en ti

Además de traer la mente a lo que estás haciendo, la práctica de mindfulness cultiva la conexión cuerpo-mente. ¿Pero de qué cuerpo estamos hablando? Definitivamente no de la idea de cuerpo ideal que se fomenta en las revistas y redes sociales y que hace daño especialmente a las mujeres – siempre eres demasiado algo o te falta algo-. Mindfulness te conecta con tu cuerpo desde la amabilidad y desde lo que está bien en ti. Es posible sentirse a gusto en tu propia piel. Está bien ser quien eres.

Sé tu mejor amiga

Culturalmente las mujeres también estamos más entrenadas para cuidar que cuidarse. La práctica de mindfulness propone ofrecerse a una misma el mismo cuidado, aceptación, ternura y amabilidad que ofrecerías a tu mejor amigo, a un ser querido o a tu propio hijo. A veces cuesta incluso imaginarlo, ¿verdad? Pues es posible y revolucionario.

Ven a ponerlo en práctica:

En el taller del día 08/03 en Kubik vamos a explorar estos puntos. El tiempo es corto y no vamos a hacer más que tener un pequeño sabor de la práctica. Pero sí vamos a tomar contacto con estos temas que si bien son universales nos tocan a la mujeres de más cerca: hacer una cosa a la vez, aceptar el cuerpo y ser amable con una misma.

Te esperamos 😉

Libro para profundizar: Mindfulness for women – Vidyamala Burch

Anuncios